Chaka khan en Barcelona. Y no hablamos de funky music. - BacoyBoca
21545
single,single-post,postid-21545,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Chaka khan en Barcelona. Y no hablamos de funky music.

Chaka Khan

07 Nov Chaka khan en Barcelona. Y no hablamos de funky music.

Que la cocina internacional ha dejado de serlo y el concepto ha perdido algo de sentido debido a la mezcla existente de oferta en Barcelona es un hecho. Ya no sabemos qué es de aquí o qué es de allí o, aunque lo sepamos, lo tenemos interiorizado de tal forma que no resulta ninguna extravagancia.

Pero dentro de esta cocina internacional, si nos fijamos un poco, veremos que al final vuelven a repetirse los patrones. Aquello que ha gustado prolifera de forma rápida con aperturas de locales, pero lo internacional se limita a ¿cinco, seis, siete ofertas?. Japonés, italiano, peruano, chino, mejicano o norteamericano es donde se concentran la mayoría.

Obviamente el mundo es mucho más grande y, en consecuencia, los sabores y combinaciones de ingredientes, también. Chaka khan Barcelona ha elegido esta corriente para abrir su nuevo local, ofreciendo esos sabores que no nos resultan familiares, pero buscándolos en países que están fuera de la pauta. El pasado Agosto abrieron sus puertas, después de enganchar varios carteles en la ciudad con los que más de uno pensó en que la reina del funky actuaría en Barcelona, en los que anunciaba su apertura en el barrio del Raval.

En un local de dos plantas que distingue claramente dos espacios y dos ofertas, Chaka khan destina su planta baja a la coctelería y los platos para compartir en un ambiente algo setentero y caribeño donde se mezclan neones, plantas y mimbre.

Su planta superior es un espacio algo más gastronómico, la sala Khan. Allí baja la intensidad tanto de su iluminación como de su música para marcar una clara diferencia. La experiencia aquí será mucho más concentrada en lo que se va a degustar, donde una gran barra sirve de mesa.

Chaka Khan ha querido viajar un poco más lejos, no tanto en distancia, como en ingredientes y especias para conseguir sabores difíciles de identificar. Nuevas mezclas provocan nuevas sensaciones, ya que desde el primer momento la referencia está perdida. Cuando probamos algo y decimos si nos gusta o si está bien hecho, lo hacemos según el recuerdo que tenemos de ese plato. Una comparativa a la que llegamos por la experiencia de haber comido, por ejemplo paella, infinidad de veces y en diversos locales o casas. Cuando hemos conseguido encontrar aquella que más agradable nos resulta, será sin duda con la que la comparemos.

Chaka Khan

Chaka khan 7

Chaka Khan

Pero cuando hablamos de platos de Mozambique, Irán, Singapur o Corea llega el despiste. Lo mejor, es que llegas a esos nuevos sabores totalmente virgen, lo cual garantiza, como mínimo una nueva experiencia. Después, cada uno, valorará si ha sido positiva o no.

Encontraremos platos como el Jeow Mak Keua de Laos, compuesto de berenjena asiática asada al carbón acompañada de una salsa picante y wonton para amortiguar; Chili Crab y Montou frito, el cangrejo con cáscara blanda; el Pao de Queijo, este no tan exótico; las Magabias con Piri Piri, unas albóndigas vegetales con una salsa típica africana o la carrillera de vaca con salsa de cacahuetes y fufu de Senegal que, en muchos casos será la primera vez que los oiremos nombrar y, por supuesto, la primera vez que los probaremos. Incluso los postres son fuera de lo que tenemos en mente, compartiendo piña de madagascar en la que el dulce queda escondido detrás del picante o un surtido de gominolas que evidencia lo distintos que somos según nuestra cultura y la tierra en la que crecemos.

Chaka Khan es, cuanto menos atrevido. Poner a la vista una carta de este tipo indica valentía y una voluntad de salirse del circuito. Grupo Pantea, propietario del local junto y Jordi Samper, el chef ejecutivo del grupo, quieren desmarcarse con este nuevo local de la oferta de playa con la que está más identificado. Si lo conseguirán o no dependerá de la acogida del público a esta gastronomía multicultural. En cualquier caso, su ubicación es posible que le ayude porque el barrio del Raval es aquél al que muchas veces acudimos para viajar un par de horas sin salir de Barcelona.

 
Chaka Khan Barcelona, cocina internacional fuera de los patrones. Click to Tweet
No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar