El Molí de l'Escala y el Calçot de L'Empordà - BacoyBoca
19333
single,single-post,postid-19333,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

El Molí de l’Escala y el Calçot de L’Empordà

El Molí de l'Escala

31 Ene El Molí de l’Escala y el Calçot de L’Empordà

El Molí de l’Escala promociona el calçot ecológico de l’Empordà en Grids Brasa

El Molí de l’Escala abre la temporada de calçots en su espacio dedicado a la brasa Grids Brasa. A casi todos nosotros, al pensar en una calçotada, se nos vendrá a la cabeza la parte sur de Catalunya más que la parte norte. Pero estas cebollas las hay en todo el territorio.

De hecho, en la zona de L’Empordà, todo empezó no hace mucho cuando Jordi Jacas apostó por el producto de temporada en su establecimiento ofreciendo menús que los incluyeran. Y si podían ser los mejores de la zona y ecológicos, mejor. Y lo consiguió hace unos años con un productor de Albons con el que llegó al acuerdo de proveer de calçots en exclusiva a El Molí de l’Escala.

El Molí de l'Escala

Cinco años después el cultivo de calçots ha sido incorporado por un grupo de agricultores de  l’Emporda en sus tierras, ampliando así los restaurantes y mercados que pueden ofrecer este producto de la zona a sus clientes.

¿Hasta que punto puede influir la tierra, la tramontana o la cercanía del mar en el sabor del calçot? La mejor manera sería hacer una cata y probar los dos a la vez. Y aún así dudo que fuera capaz de percibir diferencias a no ser que fueran muy evidentes. Porque, por lo menos yo, no tengo el paladar tan fino como para comer uno hoy y otro de aquí dos meses y apreciar matices. Y ni os cuento ya si tenemos en cuenta que suelen acompañarse de su inseparable romesco.

No se trata de comparar, sino de disfrutar de un menú y aprovechar este producto tan típico que solo se da unos meses al año.

El Molí de l'Escala

El Molí de l'Escala

El Menú de El Molí de l’Escala empieza con un surtido de embutidos de Jordi Vilarrasa d’Olot. Un poco de bull blanc, fuet, catalana y lomo acompañado de un pan con tomate para empezar. A continuación ya llegan los Calçots de l’Empordà. Servidos en una caja (más de una docena), eran gruesos y dulces. Dentro de la caja se encuentra todo el “atrezzo” para quedar impoluto después comerlos: guantes y babero.

El Molí de l'Escala

Los acompañan dos salsas romesco. La más clásica, para los puristas y la típica de la casa, hecha con anchoas. Las dos eran bien espesas y muy buenas. La de anchoas me pareció original y tan válida como la tradicional. De hecho, no sabría decantarme por una de ellas en caso de que tuviera que elegir.

El Molí de l'Escala

El Molí de l'Escala

Seguimos con el txuleton de vaca vieja. Tierno, en su punto, de un color granate. Servido en pizarra desmontado con un precorte en el hueso y en lascas. Acompañado de unas patatas al Caliu con salsa tártara. Hecho en la brasa que identifica este espacio, Grids, la carne estaba realmente buena y, se convierte en el motivo real de ir a hacer este menú.
Vale que es época de calçots y que hay que aprovecharlos, vale que gustan mucho y que hay quien se como 40 o 50 (o eso dicen) pero sin este txuletón como plato principal, el menú quedaría bastante deslucido. “Algú ho havia de dir”!
El Molí de l'Escala
Sustituyen la crema catalana por el goxua, un postre del mismo estilo. No conozco el original y al parecer El Molí de l’Escala le da su toque personal. El que nosotros tomamos eran unos trozos de bizcocho en el fondo del vaso, una especie de natilla, con vainilla, nata y caramelo.
El Molí de l'Escala
Todo el menú va acompañado de vino y agua. Redondeándolo con un Heus Negre de La vinyeta. Obviamente D.O. Empordà.
Es época de calçots y lo es en toda Catalunya. De esta forma, podemos alternar los viajes fuera de la capital hacia arriba o hacia abajo. Por lo menos dos calçotadas hay que hacer. El Molí de l’Escala es una buena opción que ahora en invierno centra su servicio en Grids, dentro de la masia, aunque si tienes la suerte de que el clima te acompañe no hubiera sido mala idea hacerlo en su jardín.
Más actividades de El Molí de l’Escala
Gastromusical
@moliescala y el calçot de L'Empordà Click to Tweet
No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar