Parada y fonda: 4 hoteles gastronómicos. - BacoyBoca
23135
single,single-post,postid-23135,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Parada y fonda: 4 hoteles gastronómicos.

Hoteles gastronómicos

12 Jul Parada y fonda: 4 hoteles gastronómicos.

Llega época de vacaciones y es posible que estéis pensando en montar una ruta gastronómica. Puede ser que esa ruta se concentre en la costa catalana, así que os vamos a sugerir algunos hoteles gastronómicos de diferentes categorías y estilos para hacer parada y fonda y disfrutar de una buena comida os alojéis o no en ellos.

Hoteles gastronómicos

Empezaremos por Dolce Sitges, un espectacular hotel de 5* que resulta ideal tanto para una estancia de relax como para un uso más corporativo. Porque el hotel cuenta con todas las comodidades para que sea cuál sea el motivo que nos lleve allí la estancia sea agradable. Construido en 2004, se concibió como un hotel pensado para congresos y que a la vez, una vez acabadas las reuniones y sin necesidad de tener que desplazarse, se pudiera encontrar una zona más lúdica y ociosa para poder airearse y deleitarse en las horas libres. Pues dicho y hecho, consiguiendo esa gran combinación en Dolce Sitges, rompiendo moldes y tirando por tierra que un hotel para mices debe ser urbano y aburrido.

El hotel Dolce Sitges tiene varios espacios para disfrutar de todo tipo de comidas, pero nos concentraremos en los dos más gastronómicos Restaurant Esmarris y Restaurant Terrassa La Punta que comparten espacio, ofreciendo una oferta en horario de comida y otra diferente en horario nocturno.

Hace poco ha presentado su nueva carta en la que se aprecia el discurso que su Chef Ejecutivo Jaume Balada inició hace tiempo: protagonismo total de producto de temporada, cocina que refleja el mediterráneo y técnicas que le permiten redondear los platos dando un toque innovador a todos ellos.

Algunos ejemplos son el tartar de gamba de Vilanova con ensaladilla de verano y leche de tigre, Bongavante en mar y montaña con alitas de pollo y parmentier de calabaza o gazpacho de cereza con sardina marinada y nieve de vinagre son algunos ejemplos. Si visitáis Restaurant Terrassa La Punta, no os perdáis sus vasitos de postre. ¡Son una perdición!

Además, Dolce Sitges, celebra una vez más sus noches de verano temáticas, en las que la terraza del Restaurant Verema ofrecerá gastronomía de diferentes zonas del mundo, satisfaciendo así la demanda de la diversidad de origen de sus huéspedes. Más información en su web

Hoteles gastronómicos

Logis tiene una particular visión del concepto de hotel. Todos los pertenecientes a la cadena hotelera son hoteles gastronómicos y cómo característica común podríamos decir que los hoteleros y restauradores Logis apuestan por el territorio, utilizando producto de temporada para promocionar la tierra que les arraiga. Suelen ser hoteles familiares, sin seguir un estándar y con una historia única. En Catalunya encontramos varios hoteles gastronómicos asociados a Logis, pero os hablaremos de dos de ellos.

El Hotel Gran Claustre and Spa se encuentra en Altafulla. Un hotel que aprovecha dos edificios, uno frente al otro en la zona del pueblo medieval que encierra toda la historia de la vila. El hotel se ubica en un antiguo convento rehabilitado de las monjas Teresianas y entre sus servicios encontramos un centro de SPA y wellness, espacios comunes de relax y descanso y 39 habitaciones con todas las comodidades para descansar.

El restaurante Bruixes de Burriac es el que podríamos decir que le otorga esta categoría de hoteles gastronómicos. El chef Jaume Drudis es quién lidera la oferta gastronómica de este restaurante. Siguiendo la filosofía de Logis, su producto de temporada está presente en los 4 cambios de carta estacionales que hace cada año. Este producto de temporada también lo encontramos en sus menús degustación, que renueva mensualmente en los que mezcla sabores del mar y de la tierra mediante el pescado de la zona y las verduras de la zona del Baix Gaià. Para maridar cualquiera de las opciones que elijamos (carta o menú) es aconsejable dejar en manos de Marcel Casasús, el Somelier del Restaurante qué vino tomar. Un espacio acogedor y muy cuidado ayuda a disfrutar de una buena experiencia culinaria.

Hoteles gastronómicos

De Altafulla y sin dejar Logis, nos vamos a Tamariu. Allí encontraremos el Hotel Tamariu con una historia familiar entrañable. Desde 1930 la familia está dedicada a este negocio, hotel gastronómico ahora, pero entonces se trataba de una pequeña taberna de pescadores. Josep y Leonor daban cobijo a los compañeros de pesca de Josep, que también era pescador. El pescado llegaba y Leonor lo cocinaba con buena mano, corriéndose la voz rápidamente entre la gente de Palafrugell y de los trabajadores de la industria del corcho, que en aquella época bajaban a Tamariu en sus horas de descanso. Empezaron a ofrecer primero, dos habitaciones y fueron creciendo poco a poco. Hoy disponen de 17 habitaciones todas espaciosas y exteriores, algunas con vistas al mar y está gestionado por Anna y Susana.

Su oferta gastronómica se sirve en el restaurante El Clot dels Mussols donde encontraremos una cocina marinera típica catalana. Siguiendo la herencia de Josep y Leonor, el pescado está muy presente en su carta. Esqueixada, raviolis de bonito, sardinas a la brasa, calamares a la plancha o suquet de rape y gambas son algunos de sus platos, pero tampoco dejan atrás carnes y ensaladas. Podríamos decir que los hoteles gastronómicos tienen siempre algo que no hay que dejar pasar. En este caso, son sus arroces y fideuàs, muy bien elaboradas y generosas como señal de identidad. Elegir entre paella marinera, arroz caldoso con bogavante, fideuà del señorito o arroz negro es realmente todo un dilema.

IMG_2312-min

Seguimos la ruta de hoteles gastronómicos volviendo al sur, al Delta del Ebro, al Hotel l’Algadir. Abanderados del territorio y del producto del Delta, el hotel está totalmente integrado y en un entorno privilegiado para vivir una experiencia única en Poble Nou del Delta (Amposta). Curiosamente sus habitaciones no están numeradas, sino que utilizan nombres de su entorno natural para identificarlas, aunque su preocupación por el medio ambiente se materializa realmente en sus instalaciones siendo el primer hotel en Catalunya en recibir el certificado Ecolabel. En el mismo hotel, puedes alquilar bicicletas para practicar cicloturismo y practicar Birdwatching.

Así mismo, esta pasión se transmite en el gusto por la cocina, apostando siempre por los productos del territorio y por una gran selección de vinos, que le han aportado la distinción de Hotel Gastronómico siendo así el primer hotel en obtenerlo en el Delta del Ebro.

Esa dedicación al medio ambiente se aprecia claramente en su restaurante Algadir. Aceptando todo lo que el territorio les facilita, el chef Joan Capilla incluye siempre que la naturaleza lo permite productos como la anguila, la galera, langostinos de Sant Carles y, por supuesto, el arroz de Delta. Sus estudios en la escuela Hoffman de Barcelona y su espíritu emprendedor le llevó a abrir el Hotel Algadir del Delta con solo 25 años y en noviembre de 2016 fue recomendado por primera vez en la Guía Michelín con el reconocimiento de Bib Gourmand.

Parada y fonda: 4 hoteles gastronómicos que… Click to Tweet
No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar