La Brochette un bistró dedicado al pollo - BacoyBoca
19764
single,single-post,postid-19764,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

La Brochette un bistró dedicado al pollo

La Brochette

31 Mar La Brochette un bistró dedicado al pollo

La Brochette, donde el pollo se convierte en delicatessen

La Brochette recupera un producto que por usual, está infravalorado. Si, quizá he exagerado un poco en el título y no es que sea una delicatessen, pero la verdad es que concentrar su oferta en el pollo y hacer que sus platos desmonten cualquier teoría de que el pollo es seco es, cuanto menos, un desafío.

La Brochette hace poco más de un año que abrió sus puertas, en enero de 2016. Sus dueños no son nuevos en el sector. De hecho se han dedicado a la hostelería toda la vida. Conocen el oficio, así que hay mucho terreno ganado en lo que a profesionalidad se refiere. No es que esté hecho sea garantía absoluta del éxito, pero sí que es cierto que no es el capricho de alguien que, como en algunos casos se ha dado, ha abierto un restaurante pensando que porque sabe hacer cafés, abrir una cerveza o cocinar en su casa medianamente bien podría gestionarlo.

La Brochette

Brocheta asiática

La Brochette tiene ambiente de bistró. Su decoración es elegante y queda complementada con un hilo musical ambiental que no incordia lo más mínimo y permite la charla sin alzar la voz. Un lugar en el que te sientes cómodo.
Hasta ahora la cocina italiana y mediterránea había sido su línea de trabajo, pero querían algo nuevo que a su vez les permitiera usar su experiencia. Se decantaron por el pollo. Como hemos comentado algo que por común, es todo un reto. Prácticamente todo el mundo come o ha comido pollo. Es un alimento habitual en las casas, en las dietas o en las rostiserías. ¿Quién no ha optado por comprar un pollo a l’ast alguna vez?
La Brochette

Croquetas de setas

La Brochette

Berenjena a la parmigiana

Un producto con el que todo el mundo se atreve y es probable que esto haya sido uno de los motivos que tanto daño le ha hecho. Y es que, hay pollos y pollos y hay muchas formas de cocinarlo. Desde la pechuga vuelta y vuelta, demasiado fina y hecha que acaba siendo un trozo de esparto hasta un buen pollo Pota Blava en un buen guiso, como ejemplos.
La segunda opción es la elegida por La Brochette: cocinar platos con un ingrediente popular y asequible y demostrar que, bien hecho, puede ser más que sabroso. Para conseguirlo maridan la carne durante 24 horas con 7 especias que luego cocinan en su propio jugo.
La Brochette

Pollo asado

Pero aunque es lo que más vemos en su carta, hay más. De entrada su menú diario por 13.50 Euros en el que se puede elegir entre 4 primeros y 4 segundos. Incluye una ración de pan, bebida, postre y café. Si queréis probar, os recomiendo reservar para aseguraros la mesa. Suelen llenar sin dificultad.
La Brochette

Tiramisú

La Brochette

Cheesecake

Volvamos a su carta. Como decíamos, también encontramos otras propuestas que sirven para completar y variar. Por ejemplo, unas croquetas de setas más que aceptables de tamaño y sabor o una berenjena a la parmigiana servida en su cazuelita son dos buenas alternativas para tomar como entrantes. O incluso si quieres centrarte en su especialidad puedes optar por unas brochetas asiáticas que son una forma diferente de tomar su producto estrella. Con crema de cacahuete, sésamo y salsa de soja casera. Porque las salsas también las hacen ellos. Incluso el ketchup que acompaña a las chips de cortesía.
La Brochette

Bollería casera

La repostería es otro de sus fuertes. La usan en los postres o en la bollería casera que elaboran para las mañanas o media tarde. Sus dulces, además de buenos, son presentados de forma original, sirviéndose en tarros como su cheesecake o en vasos como su tiramisú. Se alejan así de la típica porción de tarta, en muchos casos, demasiado para después de una comida.
No podemos decir que La Brochette es una nueva apertura más, con el formato típico. Sería mucho más fácil haber optado por elaboraciones más demandadas por el público (tartares, ceviches o sushi variado) y tener así una clientela predispuesta a entrar. Me llevé una grata sorpresa, tanto por el local, el servicio y la cocina. Realmente vale la pena. Platos sencillos sin nada de ornamentos más allá de los necesarios. Eso si, muy bien hechos.
Otras opciones para tomar un pollo bien hecho:

Chicken Shop and Dirty Burger, pollo y hamburguesa, What else?

 Chicken Shop and Dirty Burger
 
@labrochettebcn, ensalzando el pollo Click to Tweet
No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar