Maná 75 grados arroces y brasa en La Barceloneta - BacoyBoca
21418
single,single-post,postid-21418,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Maná 75 grados arroces y brasa en La Barceloneta

Maná 75

11 Ago Maná 75 grados arroces y brasa en La Barceloneta

Dicen que 75º es la temperatura perfecta para hacer un buen fumet que sirva de base para un buen arroz. Por eso Maná 75 º ha escogido ese nombre. Y el de maná, claro está, haciendo referencia al pan que milagrosamente caía del cielo durante la deambulación de los judíos por el desierto… Así empieza su andadura este restaurante en la parte menos conocida de la Barceloneta.

Un barrio, como tantos otros, variopinto y algo castigado (parece que es un tema de moda, o, por lo menos recurrente) que se amplía por su zona más alejada del Paseo Marítimo. La cocina marinera es el carácter de estas calles. Por tradición en La Barceloneta se han hecho los mejores platos de cocina marinera y arroces de Barcelona. Aún muchos restaurantes históricos y especializados en ellos siguen con sus puertas abiertas y son garantía de un buen arroz. Aunque Maná 75 º no tiene historia aún, parece que ha aprendido bien cómo debe hacerse un arroz o por lo menos 12 que son los que ofrecen junto a otros platos que recuerdan a mar y a playa.

Maná 75

Maná 75 6

Maná 75

Se ubica muy cerca del Hotel Vela, de hecho comparte parking para los clientes. Una zona que empieza a incorporarse dentro del paseo que mucha gente hace mientras busca tranquilidad al lado del mar. El local es amplio, luminoso y diáfano con una cocina totalmente abierta que sorprende por sus 19 paelleros independientes entre si que permiten cocinar distintos arroces a la vez con relativa rapidez. Teniendo en cuenta la amplitud del comedor, y la cantidad de comensales que puede haber en el caso de llenarlo, es una buena idea para que no haya más retraso del necesario. Su brasa, que comparte protagonismo en la carta, también deja ver alguna llamarada que otra desde la mesa. Un detalle a destacar son sus mesas redondas que tanto escasean y, dicho sea de paso, tanto me gustan.

Entre los arroces que proponen no faltan algunos clásicos: de bogavante, arroz negro, chipirones y almejas, paella de marisco (en este caso puede elegirse fideuà) o mar y montaña entre otros, pero también se atreven con otros que nacen de la creatividad del equipo como el Sarandonga, de bacalao y setas; la llamada “La de lubina” con verduritas, cebolla fresca, cilantro, lima y aceite de jengibre y lima o “La de foie y setas” con arroz bomba del Delta. Está claro que el arroz lo admite casi todo.

Maná 75

Maná 75

Pero antes de ir a por los arroces, sigamos el orden lógico. Sus entrantes son variados. Ensaladas frescas y originales, mezclando en algunas de ellas frutas, quesos y verduras. Ajoblanco o 3 tipos de ceviche, algún escabeche y las incombustibles bravas cubren de lo más clásico a lo más novedoso. También como entrantes, aunque estos ya serían cocinados, podemos encontrar mejillones de tres tipos (braseados, mediterranean y japo), pulpo a 75º, lógicamente, o varios platos de bogavante como el Singapur Day. Una propuesta curiosa para comer bogavante y mejillones braseados con su salsa Singapur, muy potente de sabor y que sirven acompañado de pan chino, contrastando el dulce y el salado. Su fish and chips no es demasiado ortodoxo, presentando un rodaballo del que se pueden comer hasta las espinas.

De Maná 75 º también destaca su brasa y su parrilla. Quizá más dedicada a sus carnes, no es exclusivamente para éstas. Desde 850 gramos de lomo bajo de ternera madurado durante 30 días hasta un rodaballo al enebro, pasando por huevo con bacon, costilla teriyaki, cordero o corvina. Nueve son los platos de esta sección que no debes pasar por alto.

Maná 75

A la hora de acabar, llega el carro de postres. Según el día, el ofrecimiento puede variar entre tartas, mousse de frutas o milhojas. Los dulces se irán renovando. La presentación de toda su variedad  hace tambalear cualquier decisión de no tomar postre, por firme que sea.

Maná 75 º se añade al panorama restaurador de Barcelona como una opción firme. Un proyecto pensado que ha cuidado hasta los últimos los detalles incluyendo, como siempre debería ser, el de una buena cocina. Como última curiosidad, es fácil quedarse embobado mirando su carta, igual que el que ojea una revista. Una de las más originales que he visto. Id y comprobadlo!.

Maná 75º: 19 paelleros y cocina marinera Click to Tweet

No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar