Black Remedy. Café, pulled y smoked. - BacoyBoca
20534
single,single-post,postid-20534,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Black Remedy. Café, pulled y smoked.

Black Remedy

22 May Black Remedy. Café, pulled y smoked.

Black Remedy, una mezcla explosiva.

Black Remedy se preocupa por hacer un café más que bueno como una de sus ofertas principales. Pero hay muchísimo más detrás de esa barra. Y por supuesto, delante de ella.

El local impone, es uno de los más bonitos y sencillos que he visto últimamente. Es diáfano y tiene lo justo para no parecer desvestido, pero huye de nada más que lo necesario para recrear un ambiente cómodo detrás de la Plaça de Sant Jaume de Barcelona.

Sus propietarios, la familia Ascaso, son unos profesionales del mundo del café. Su actividad como fabricantes de Compak Coffee Grinders, unos molinillos de café para profesionales que son exportados a más de 70 países, les hace estar a la última respecto a las novedades y nuevas técnicas que rodean al mundo del grano, tan reconocido últimamente. Haciendo un chiste fácil, no sólo de café vive el hombre, así que Black Remedy ofrece también una oferta gastronómica moderna, cuidada y sana.

Black Remedy 7

En su carta vemos una selección que no cae ni en lo fácil ni en la abundancia. Una buena variedad que, igual que su local, huye de lo superfluo para concentrarse en tres bloques: Las Signature Salads (ensaladas), los House Sandwiches y los Slowly Smoked. Lógicamente, existe una carta específica para desayunos que incluye tartas caseras que servirán de postres y una de cafés e infusiones consiguen cubrir todas las horas de apertura.

Compartiremos una ensalada pensando en tomar uno de sus bocadillos como plato principal. Por lo que habíamos visto el relleno de éstos era más bien abundante, así que mejor ser prudente. Por sugerencia y por originalidad elegimos la Black Power Tempeh with Coconut Chutney: Quinoa, arroz negro con jengibre, mango, espirulina, tempeh al chutney de coco y tomates cherry. Una combinación poco habitual y exótica que seduce por sus ingredientes. La mezcla de sabores es curiosa y equilibrada, siendo mucho menos dulce de lo que podríamos pensar al leer de qué está compuesta. Una buena ración para compartir o para tomar como plato.

Black Remedy

Seguimos para probar el que parece que está siendo su sello de identidad los Slowly Smoked. Sus ahumados se sirven después de un tiempo cocinándose que oscila entre las 5 y las 15 horas, previa maceración de la carne en alguno de los casos. Para esta técnica, utilizan madera de barrica que ha contenido Bourbon y el procedimiento lo practican a diario en su obrador.

Nos vamos a los clásicos, el Pulled Pork y el Slow Rubbed Paprika Chicken. La carne de cualquiera de los dos había estado ahumada durante 5 horas y tenían un punto picante, aunque en el Pulled Pork es posible pedir un clásico sin este condimento.

Black Remedy

Black Remedy

Servidos en pan redondo y ligero para no restar importancia al relleno, la cantidad de carne que va en cada uno de los bocadillos es abundante, alcanzando (los bocadillos) una “altura” considerable. El plan blando es todo un acierto, ya que permite poder comerlo a bocados si fuera necesario sin demasiados malabarismos, aunque tampoco fácilmente, hay que decirlo. No hablamos de esos bocadillos magníficos que duran única y exclusivamente el momento en que es servido, ya que al primer intento, se desmontan. Pero bueno, es lo de menos teniendo en cuenta que estamos en el local y con un servicio de mesa completo.

Para acompañar cada uno de los sandwinches nos sugieren una salsa casera para cada uno: la salsa barbacoa y la salsa chiplote. Si eres de emociones fuertes, puedes acabar de aderezar con la picante. El gusto a ahumado es sutil, no invade en exceso y debe haber una buena técnica detrás, ya que la carne estaba muy jugosa.

Black Remedy

Black Remedy

Para acabar probamos un trozo de sus tartas clásicas que compartiremos entre dos. Elegimos el Brownie por parecernos el de menor tamaño de lo que veíamos expuesto (Red Velvet y Carrot Cake) que nos pareció excesivo como postre. El postre de chocolate era menor y estaba algo atemperado, lo justo sin llegar a deshacer el chocolate. Después de tomarlo, llegamos a la conclusión de que había sido contundente igual, pero por lo menos había sido menos cantidad.

Black Remedy no confunde con su carta. Es clara y concisa y con la suficiente variedad para abarcar sabores y opciones mixtas en una misma mesa. Si optas por carne, la tendrás cocinada de una forma diferente, si prefieres vegetales también y si eres un goloso o una golosa empedernida, las porciones de sus tartas te saciarán fijo. Incluso si tu opción es tomar un café, un buen café hecho con todo el mimo del principio a fin, también quedarás satisfecho.

Black Remedy Café

La Brochette un bistró dedicado al pollo

La Brochette 7

@blackremedybar: Café Pulled y Smoked en el Gótico de Barcelona Click to Tweet
No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar