Bodega Tomas en San Cugat cocina tradicional - BacoyBoca
18916
single,single-post,postid-18916,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Bodega Tomas en San Cugat cocina tradicional

Bodega Tomas

20 Ene Bodega Tomas en San Cugat cocina tradicional

Bodega Tomas, no pases de largo.

Bodega Tomas es uno de esos lugares que pasarías por delante y, en principio, seguramente descartarías por pensar que no puede ofrecerte gran cosa. Su aspecto exterior no le ayuda, y, aunque al entrar tampoco te encuentras con un palacio, su interior gana bastantes puntos. El local es espacioso y tiene un estilo que, personalmente, me recordó a un mesón. Mueble rústico, de color oscuro y robusto. Un ambiente en el que predomina la madera, posiblemente de ahí mi idea.

Aún siendo un local amplio, está bastante concurrido, ya que ofrecen un menú. Bien, de hecho ofrecen más de uno, ya que además de su menú semanal por un precio que no llega a 11 Euros también dan la oportunidad de probar su menú gourmet en el que encontrar platos más elaborados por un precio de 19,50 y menús para grupos. Fuera de los menús y dependiendo del producto y la inspiración del Chef, están las sugerencias, siempre tan recomendables. Y lógicamente, su carta.

Bodega Tomas

Una cocina tradicional, bien presentada y algo evolucionada resultado de la dedicación a la cocina de Eduard Tomas y su familia, uno de los propietarios junto a otros compañeros. Eduard, cocinero de profesión se ha formado y ha pasado por cocinas tan importantes como la del Celler de Can Roca. Su objetivo es evolucionar, crecer personalmente y profesionalmente, dando un formato y alguna característica diferente a sus creaciones sin olvidar sus bases, el producto y la cocina catalana. Así, con sus platillos y tapas, poder ser referente algún día en su ciudad natal, Sant Cugat y quién sabe si más allá.

Bodega Tomas

Tenemos un inicio que promete con su Tostadita de Sardina Ahumada. Servida en un pan de coca y con una base de mermelada de tomate, encontramos un buen contraste de sabores entre el ahumado, el dulce y el aroma a trufa, seguramente del aceite. La mermelada nada empalagosa que ayuda a suavizar el sabor a humo. Una inmejorable primera toma de contacto.

Bodega Tomas

Bodega Tomas

Seguimos con dos frituras bastante correctas. Chips de alcachofas con romesco, todo un vicio. Cortadas con el grosor suficiente para apreciar el sabor de la alcachofa pero para que, por otro lado, estuvieran bien crujientes. Nos llegaron al mismo tiempo que unas tiras de pollo, fingers, con un rebozado con alguna hierba (tomillo, romero…) que ser dejaba entrever y le daba un toque más mediterráneo. Acompañados de una salsa hecha por ellos mismos de miel, soja y sésamo. Dos sencillas elaboraciones, no por ello despreciables.

Bodega Tomas

Nos llega un platillo de pescado, en concreto de bacalao. Gratinado con muselina de pera. Pocas veces me falla un bacalao, hay que decirlo. Este tampoco lo hizo. Un buen trozo, en el punto de cocción idóneo y bien aderezado.

Bodega Tomas

El siguiente, la carne, viene representada por un civet de jabalí. Un plato tan tradicional y tan poco habitual en las nuevas aperturas puede encontrarse en Bodega Tomas. Si os gustan los guisos con sabor, con horas de cocción y bien contundentes, este es vuestro plato.

Bodega Tomas

Como postres, nos encontramos dos versiones de dos clásicos. Por un lado la torrija, hecha de panettone y con crema catalana. Muy jugosa y realmente buena. El otro, el ya habitual chocolate con aceite y sal viene presentado de una forma original. El chocolate, envuelto en hojas de pasta filo, que, al haberse pasado por aceite hace que el chocolate de su interior quede líquido. Con una pipeta, te sugieren añadir un par de gotas de aceite y luego pasarlo por el pequeño bol con sal. A partir de ahí, a la boca, a notar la explosión de sabores. Aunque el postre ha dejado de ser original, en este caso si lo es y mucho, la forma de presentarlo en la mesa.

Bodega Tomas

En general, una comida bastante buena.  Posiblemente, tal y como comentábamos al principio, nuestra sorpresa fue mayor ya que no te la esperas antes de entrar al ver Bodega Tomas desde fuera. Tanto el servicio como la cocina indican una clara preocupación por hacerlo bien, por satisfacer al cliente. Con nosotros lo consiguieron.

Bodega Tomas

Si te gusta la cocina tradicional catalana:

Can Culleretes, el restaurante más antiguo de Barcelona
@bodega_tomas un buen sitio en San Cugat. Click to Tweet

 

No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar