Cinco hoteles en Barcelona para ir de Brunch - BacoyBoca
23501
single,single-post,postid-23501,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Cinco hoteles en Barcelona para ir de Brunch

Brunch

09 May Cinco hoteles en Barcelona para ir de Brunch

Domingo y brunch es una asociación de ideas que ha calado entre nosotros. Existen muchos locales que lo ofrecen, satisfaciendo así la demanda del público. Brunch clásicos, con fórmulas cerradas a un precio fijo o con bufé libre, con coctelería o sin ella, sanos o atiborrados de azúcares y grasas, con embutido, pasta, pizza o incluso supervisados por Estrellas Michelin. Podríamos empezar haciendo un brunch la primera semana de enero, seguir durante todo el año, acabar en diciembre y no haber repetido.

De momento, nos vamos a centrar en los brunchs que se ofrecen en algunos de los hoteles de Barcelona, ya que fueron de los primeros a unirse a la fiebre del desayuno de los domingos zánganos. Os dejamos una selección de 5 con formatos y precios diferentes, para que, según como te levantes, elijas uno u otro.

Brunch

El brunch de Cecconi’s, el restaurante ubicado en el Soho House Barcelona es uno de los más afamados de la ciudad. No hablamos de un hotel convencional que, si bien ofrece hospedaje, va más allá siendo un club social repartido por todo el mundo. Algunas de sus instalaciones, como en Barcelona es el restaurante, son de acceso público.

Cecconi’s ofrece un gran buffet en el que se incluyen ostras y marisco, pasta y brasería, pescado, un buen surtido de embutidos y, por supuesto postres. Todo tiene un toque italiano, ya que es el tipo de cocina que ofrecen en el restaurante. Esto es apreciable no solo en su brunch, sino cualquier otro día, donde la pasta hecha a mano por ellos es una de las grandes protagonistas que se ha ganado fama entre los barceloneses.

Huevos “arrabbiata”, atún o gambas frescas, un risotto hecho en un agujereado parmesano, varios tipos de tostadas healthies en las que no falta el aguacate, carnes asadas o pizzas y panuozzos son algunos de los platos que se encuentran en el bufet veneciano. Varias ensaladas que se renuevan constantemente, igual que el resto de los platos te servirán para limpiar la conciencia antes (o después) de ir a su parte de embutidos y quesos en la que se encuentran los más populares de originarios del país con forma de bota. El salmón sale a piezas enteras después de pasar por su horno y será difícil que pases por delante sin pararte y servirte un trozo.

El brunch, conocido como el Sunday Feast, está muy concurrido, por lo os recomendamos reservar. El buffet está disponible los domingos de 12h a 17h. Tiene un precio de 40 euros y queda incluída una copa de bienvenida a elegir entre dos clásicos: Mimosa o Bellini.

Cecconi’s 

Domingos de 12h a 17h.

PVP: 40 € bufet libre de comida y copa de bienvenida.

Brunch

El Hotel Catalonia Passeig de Gràcia opta por otra fórmula en su restaurante Les Delicies, del grupo Eboca Restaurants. Allí combina tanto el bufet como los platos a la carta. Un bufet con raciones pequeñas cuya finalidad es más un entretenimiento que no saciar la gana, ya que su principal atractivo son los platos que vemos en su minuta y que siempre se hacen al momento. No quiero decir con esto que tenga algún tipo de limitación, sino que las raciones son pequeñas con el objetivo de que no te pierdas ninguna de sus otras elaboraciones. Encontramos una parte fría donde veremos salmón, roast beef, embutidos ibéricos y catalanes, así como quesos del Pirineo. También en esta parte encontraremos ensaladas y los zumos que quedan incluidos en el precio del Brunch (los vinos, cervezas y refrescos deben abonarse aparte); algunos sandwiches como el de hummus con salmón, queso fresco y eneldo o mini bocadillos como el bagel de salmón o el wrap de pollo. En la parte de calientes, los platos irán variando a criterio del chef, quién sea apoya en los productos locales y de temporada y en el recetario catalán para darnos a probar albóndigas con sepia, judías con almejas o quichés. En el bufet también encontraremos la parte más dulce: la repostería y la bollería. Los pasteles que allí vemos son tartas caseras, elaboradas por ellos mismos que también irán variando de sabor y a las que resulta difícil no hincar el diente hasta el final.

Su punto fuerte es la carta. Allí no faltarán nunca los típicos huevos benedictine para que el brunch sea completo, pero conviven por ejemplo con huevos de corral con foie, varias tortillas al gusto, un pescado del día con verduritas a la plancha o su quinotto imitando el arroz italiano, en este plato sustituido por quinoa. Tampoco se exceden en las raciones de carta para dar la oportunidad de probar más de un plato. Una buena idea que nos permite saborear y apreciar su cocina.

Os recomendamos dejaros hueco para saborear uno de sus cócteles al final de la velada en su terraza y hacer un día de relax completo. Ah!. y no solo lo sirven los domingos, así que si vas de compras por Passeig de Gracia es una buena opción para hacer un alto en el camino.

Les Delicies.

Sábados, domingos y festivos de 12.30h a 16.00h.

PVP: 29 € adultos. Niños de 10 a 14 años 22 €. Niños hasta 9 años 16€

Brunch

¿Qué podemos decir de un brunch en uno de los hoteles más lujosos de la ciudad y firmado por Carme Ruscalleda? Sobraría elogiar algo que ya se da por supuesto. El brunch en el restaurante Blanc de Mandarin Oriental es uno de los que hay que visitar por obligación. Solo el ambiente, el servicio y el lugar valen la pena. La claraboya que tiene de cubierta dota al restaurante de una luz natural que ofrece un luminoso comedor.

En Blanc, cada domingo el bufet se abre y se divide en parte dulce y parte salada. Para empezar, es recomendable aceptar el Bloody Mary de bienvenida que está incluido en el precio y tomárselo con calma. Para el resto de platos, podrá disfrutarse de cava durante todo el servicio, así como de agua, té y café. Mientras que te acomodas en la mesa, es posible que recibas la visita de algún camarero con el ofrecimiento de algún plato hecho al momento que no encontramos en el bufet. Así se completa lo que está expuesto. En su parte salada es fácil encontrar elaboraciones con toques asiáticos que van desde un sushi clásico a otros platos de fusión. No faltan algunos embutidos clásicos y ensaladas, aunque como cabecera, reina su mostrador con la rostisería. Allí, los platos de carne son el atractivo, encontrando desde un magnífico pollo a l’ast (para los que no prescindan de la tradición dominguera) hasta unas costillas a baja temperatura extraordinariamente melosas.

Recuerda que te quedará la parte dulce por visitar, porque no puedes saltártela. Allí encontraremos tartas cortadas en porciones, pero también pastelitos individuales que resultan de lo más seductores. Una buena fórmula para acabar de tirar la casa por la ventana y probar uno de cada, ¡porque el problema llega al tener que elegir!.

Blanc es un imprescindible que debe estar en la lista de cualquier amante del servicio exquisito y de las buenas elaboraciones. Literalmente, de lujo.

Blanc

Todos los domingos de 12.30 a 16h.

PVP 59 €. Niños hasta los 12 años 22 €.

brunch

Una de las primeras terrazas de hoteles que pensó en fórmulas a precio fijo para abrirse al público de Barcelona fue The Top, la terraza de Gallery Hotel. Hace tiempo empezaron con su fórmula vermut ofreciendo un aperitivo típico con olivas, patatas, berberechos y mejillones por 9,50; ahora añaden su Brunch in The Top.

Quizá es el más fiel en lo que a concepto de brunch se refiere optando por una fórmula cerrada en la que ofrece un plato bien completo: tostada de pan de espelta con jamón cocido, hummus, pico de gallo y huevo poché. Al mismo tiempo que encargas el bruch, habrás tenido que elegir también uno de los tres postres que te ofrecen (cheesecake casero, bol de frutas o yogur natural) porque te lo servirán todo junto. Para beber e incluido en el precio, hay café o té.

Si ninguna de estas bebidas te cuadra, tienes la posibilidad de elegir cualquier otra de su carta de bebidas, pagando el precio estipulado o bien añadir 4 Euros al brunch para escoger entre dos cócteles (pisco ponchesito o bloody mary) o, si prefieres algo más sano, entre dos zumos detox (energiser o veggie buster). Cuando vayas, echa un vistazo a su carta de tapas, siempre podrás darte un capricho para acabar de completar tu brunch si te queda hueco.

Lo mejor es que en The Top no tendrás que esperar a que llegue el domingo. Toda su carta está disponible todos los días y a todas las horas en que la cocina está abierta. Tened en cuenta que acaba de abrir y hasta el 15 de mayo no estará al cien por cien, así que mejor visitad su web para aseguraros de las horas de servicio.

The Top

Hasta el 14 de mayo, jueves, viernes, sábado y domingo en horario de cocina.

A partir del 15 de mayo, todos los días.

PVP: 16 €

brunch

Para todos aquellos que quieran alargar el máximo la fiesta del fin de semana y no sean nada quisquillosos con aquello de la comida sana, su brunch es el del Hotel W. De hecho es apto para todos, porque, si bien hay quien se mira mucho qué come y cuenta calorías, grasas y demás, tampoco se van a morir por disfrutar un día por saltarse la dieta y comer algo bien sabroso. El nombre lo dice todo: #Retox. Porque el planteamiento del Hotel W es recargar la energía suficiente tanto para lo que aún queda de fin de semana (el domingo) como para la que comenzará al día siguiente. El brunch del Hotel W empezó hace tres años en el que tenemos en Barcelona. Su éxito ha llevado a que poco a poco se haya instaurado el mismo formato en todos los hoteles de la cadena.

El sistema que siguen es el de bufet, en el que se combinan elaboraciones que siempre encontraremos, como hamburguesas, pizzas, embutidos y sandwiches con otros que irán cambiando según sea la temporada, com erizos, ostras o ceviches. Llenar tu plato en el paseo de comida más o menos contundente, dependerá de cada uno. En cualquier caso, las raciones son pequeñas y permiten probar varias cosas. Además de su bufet, es posible que algún que otro domingo encontremos algún plato hecho al momento, como fideuà. En el precio está incluido el coctel del día y durante todo el horario del brunch, un DJ amenizará la comida para notar que el domingo también es festivo.

Hasta ahora, el brunch Retox se celebraba en los meses de invierno, dejando los más calurosos para sus fiestas en la terraza por la noche, más enfocadas a tomar unas copas en un buen ambiente que no tanto a comer. Este año se están planteando la convivencia de las dos cosas en verano dada la alta demanda de su brunch. Suelen a celebrarlo en invierno y primavera, dejando el verano para sus fiestas en la terraza, aunque están mirando de poder combinar las dos cosas.

Hotel W

Domingos de 13h a 17h.

PVP 40 € incluye 1 bebida.

 

5 hoteles para ir de brunch en Barcelona Click to Tweet
No hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar