Fromagerie Can Luc, el peregrinaje de los cheeselovers - BacoyBoca
21964
single,single-post,postid-21964,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Fromagerie Can Luc, el peregrinaje de los cheeselovers

Fromagerie Can Luc

27 Oct Fromagerie Can Luc, el peregrinaje de los cheeselovers

El queso es uno de aquellos productos que hacer perder un poco la cabeza a la mayoría. Como sabéis no es mi caso, aunque debo reconocer que poco a poco me voy introduciendo en este mundo, sigo sin comerlo. ¡Y no soy tan rara!.

Eso no quita que tenga curiosidad por él, por la cantidad de variedades y elaboraciones que existen y, por supuesto, ganas de informarme y aprender para entender porqué levanta tantas pasiones. Uno de los mejores sitios a los que podía acudir para ello es la Fromagerie Can Luc que se ha convertido en el barrio de Gracia en lugar de peregrinaje.

Tener un plato de queso delante suele ser una gran tentación, pero imagino que si encima ese plato tiene una selección de variedades de quesos franceses, catalanes y europeos hablamos del Edén para más de uno. Luc Talbordet es el apasionado dueño que grita a los cuatro vientos las excelencias de los quesos, de como mantenerlos correctamente y de cómo degustarlos de la mejor forma.

Fromagerie Can Luc

Además de las 150 referencias que ha llegado a tener para vender, una de sus propuestas únicas en Barcelona y que más ha cuajado entre el público son sus fondues. Fondue para 4, fondue para dos o fondue para 10. Seáis los que seáis, es tan fácil como llamar a Luc y decirle que te la prepare. Él se encargará de todo, rallar y mezclar el queso listo para fundir, incluso de dejarte la misma cazuela para hacerla que, por tu parte, deberás huntar con un poco de ajo, una copa de vino blanco seco a ser posible y a calentar. Si te apetece, añádele un poco de nuez moscada y pimienta. Y no se queda solo ahí, si quieres cambiar el formato, elige una raclette, será igual de fácil y sólo te tocará elegir si prefieres una suiza, americana o francesa. Eso si, al día siguiente tendrás que dar otro viaje para devolverle el “atrezzo” y, como mínimo, agradecerle el gesto, ya que no cobra ningún depósito ni alquiler por ello.

Fromagerie Can Luc

La Fromagerie Can Luc quiere ser reflejo de una quesería francesa. En sus propias palabras:

“Un establecimiento consagrado a un único producto, el queso, que ofrece todo lo necesario para disfrutar de una experiencia quesera completa”.

Así encontraremos siempre este producto y todo aquello que pueda servir para potenciarlo: crackers, mermeladas, postres, vino y otro tipo de complementos para acabar de redondear una cena rápida, como una selección de conservas  o patés.

Porque si, se puede cenar quesos. De hecho, el algo que él ha hecho desde siempre. Eso si, de forma ordenada y siendo muy conscientes de la selección de producto que tenemos delante para concentrarnos en ellos y sacarles todo el jugo.

Una cena de quesos es algo habitual entre los franceses, pero no tanto entre nosotros. Y hago esta afirmación después de cierta tertulia en la que se buscaban los motivos del porqué aquí no era así. Se rechazaba la opción de tomar queso para cenar por no ser un producto especialmente ligero.

“Pero si precisamente en Francia no hay una obesidad notable” decía alguien… Llegamos a la conclusión de que lo que aquí pasa es que el queso, en la cena es lo que se toma antes y mientras que se cocina. Y después, nos sentamos a cenar. Es decir, que nos comemos el queso más lo que viene después. De ahí que las cenas con queso aquí engordan y allí no.

Fromagerie Can Luc
Volviendo a la Fromagerie Can Luc, deciros que nació en 2014 siempre con el ánimo de ser un referente en Barcelona, aportando algo más que el simple intercambio comercial. Y lo consiguen ya que no pueden evitar autoimponerse cierta función pedagógica y dar lecciones a los clientes. Siempre desde el entusiasmo y la pasión, nunca desde la pedantería. No se trata solo de ir a comprar, sino de ir a escuchar qué quesos son los mejores entre los de cabra o los de oveja; los blandos o los duros; o los de procedencia inglesa o catalana por ejemplo.
Así, cuando Luc ve a alguien entrar, la figura del anfitrión sale a la luz para dar a conocer las mejores D.O.P., las joyas de la corona que ha conseguido en alguna de sus últimas adquisiciones o el último y curioso descubrimiento que ha hecho y que luce como un gran trofeo.

Luc te explicará como cortarlos, como conservarlos, como comerlos e incluso alguna que otra historia más personal del productor. Algunas de las sugerencias del experto que pueden encontrarse y que ningún cheeselover podrá pasar por alto son los quesos artesanales de la Val de Meranges (Cerdanya), que selecciona Luc personalmente; quesos suizos como el Etivaz, Sbrinz o Vully o alguna extravagancia como el Gjetost, un queso dulce noruego. Otros quesos que también podemos encontrar son el Charolais, el Ossau-Iraty o un Idiazábal ahumado de pastor.

Fromagerie Can Luc

Yo poco puedo decir respecto a cuál estaba más bueno o cuál era el más cremoso. Si que os puedo decir, por las caras y los murmullos de quiénes iban catando que si eres de los que “morirías de queso” puedes ir empezando a cavar tu tumba en el Barrio de Gracia.

Calle Berga, 4
08012 Barcelona
Fromagerie Can Luc, el peregrinaje de los cheeselovers Click to Tweet
No hay Comentarios

Enviar un Comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar